[OPINIÓN] Valentina Rioseco: “Facilitar caminos de migración regular”

[OPINIÓN] Valentina Rioseco: “Facilitar caminos de migración regular”

En las discusiones sobre el proyecto de ley de migraciones en Chile, un tema controvertido ha sido cómo enfrentar la migración irregular. Cabe recordar que se considera en una situación migratoria irregular una persona migrante que ha ingresado o permanecido en el país de destino sin autorización.

Protagonista en esta controversia ha sido el mito que para disminuir la migración irregular la legislación migratoria debe ser restrictiva. Lo que se traduciría en cierre de fronteras y expulsión. Se cree además que ello contribuiría a disminuir los flujos migratorios. Sin embargo, la realidad es todo lo contrario. Por años, estudios nacionales e internacionales en migración han demostrado que la irregularidad migratoria se genera por falta de vías para ingresar o permanecer regularmente. Así, la solución más efectiva para prevenir la migración irregular es facilitar vías de migración regular, abriendo canales de movilidad accesibles y realistas para los trabajadores migrantes y sus familias, de todos los niveles de calificación.

Lo anterior está en línea con obligaciones de Derechos Humanos a las que Chile se ha obligado y con acuerdos de integración regional en los que Chile es parte, como el acuerdo sobre residencia MERCOSUR, que facilita la libre circulación de personas entre los países miembros.

El Senado ha tenido la oportunidad de escuchar y leer a expertos/as nacionales e internacionales en migración, que, basados en la evidencia, han entregado recomendaciones concretas para que la nueva ley de migraciones permita facilitar caminos de migración regular. Académicos y ONGs han realizado presentaciones ante comisiones del Senado, expertos del Comité de Trabajadores Migrantes de la ONU han participado de conversatorios con representantes de la misma cámara legislativa; organizaciones y activistas migrantes y pro-migrantes han enviado y publicado cartas referidas al mismo asunto.

Entre las recomendaciones más destacadas, está incluir mecanismos permanentes de regularización migratoria, garantizar derechos sociales para personas migrantes y respetar las normas del debido proceso en todo tipo de expulsiones. Todo esto debiera ser suficiente para derribar los mitos y permitir que la nueva ley de migraciones sea una que efectivamente facilite la migración regular.